Declaración de principios

Soy periodista, muchas veces sin norte, muchas veces perdida. Cualquier relación con la realidad puede ser totalmente intencional, pero tranquilidad, no tengo malas intenciones. Las opiniones vertidas en este blog son absolutamente personales y no representan más que mi locura y la visión que tengo de lo que pasa a mi alrededor.